¿QUIERES CONTACTAR CON NOSOTROS?
Información y Contacto:
LA HISTORIA ENTRE MUSULMANES Y CRISTIANOS

La Tribu de los Saddina ocupa todo el distrito de Grazalema, y en el lugar en que hoy se halla el pueblo fundan una ciudad a la que denominan SADDINA. La tribu de los Saddina de origen bereber encontró en el territorio la ubicación perfecta para asentarse y crear un núcleo de especial protección frente a las guerras internas existente en Al-Andalus y el evidente avance de las tropas cristianas, esta tribu vinculada a los montes del Norte de Africa encontró en el distrito de Grazalema todo lo necesario para la vida: tierras ricas para el cultivo, ganado, agua en abundancia y sobre todo suficiente territorio para tener una buena red de defensa. Aunque dicha tribu creo su núcleo en la actual Grazalema fortificó el territorio a su alrededor, así fortifican el Peñón de Audita, la Ribera de Gaidovar, Peñaloja y crean la Alquería de Benamahoma ( pequeña aldea rural). Estas fortificaciones no respondían solo a una cuestión de defensa sino a núcleos para el suministro de alimentos y agua. De ahí que existan teorías que indican la posibilidad que tanto el núcleo de Grazalema como el de Benamahoma fuesen fundados por personajes nobles próximos al Califato y dueños de estas tierras, así Grazalema sería un regalo para la hija de uno de ellos llamada Zulema y Benamahoma sería una referencia al jardín prometido en el Corán por estar rodeada de jardines y agua al igual que la Ribera de Gaidovar, fuera como fuese ambas localidades tienen un origen claramente musulman. Este dato hizo que con la ocupación de los territorios por el bando cristiano el lugar estuviese en el punto de mira por su situación estrategica y por la riqueza que había.

Una vez reconquistada Grazalema y en manos cristianas los Reyes Católicos se la cedieron a Don Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz y Duque de Arcos, protagonista de dicha azaña, de ahí surge el actual escudo del Municipio que representa el emblema heráldico de los Ponce de León.

Al mismo tiempo la administración del territorio cambió con la llegada de los nuevos moradores, Grazalema se mantuvo como núcleo principal aunque su fisonomía iba a cambiar en breve y los núcleos colindantes sufrieron cambios pero mantuvieron sus hábitos normales en el cultivo de las tierras y la crianza del ganado, convirtiéndose en verdaderas despensas de suministro al núcleo matriz, Benamahoma rica por sus huertas mantuvo una red de agricultores especializados descendientes de las antiguas tribus bereberes y la Ribera de Gaidovar mantuvo cultivos de cereales y olivos… ambos núcleos muy parecidos tenían una red de molinos dedicados a la molienda de cereales y a la elaboración de aceite, al mismo tiempo que tenían zonas de pastoreo. Por tanto el núcleo matriz tenía asegurados los alimentos para que la población establecida pudiese mantenerse en perfectas condiciones.

Con la llegada de los cristianos los lugares fueron cristianizados y las antiguas mezquitas de alminares esbeltos dejaron paso a las iglesias de campanarios altivos que representaban el nuevo poder que ocupaba las tierras. Se establecieron diferentes focos de culto por todo el territorio y se consolido el poder cristiano frente a la ocupación musulmana.

De ahí que en la actualidad el Municipio tenga cinco iglesias y cuatro ermitas, aunque todas no están abiertas al culto, si es un dato de vital importancia para ver en que medida el Municipio fue cristianizado y la población adoctrinada con las nuevas ideas que los cristianos traían al lugar. La primera de todas las iglesias fue la Iglesia de San Juan, antigua mezquita, que se convierte en parroquia de derecho. Mucho más tarde se construirán las Iglesias de San José en el Barrio Alto de Grazalema y la de la Encarnación en el Barrio Bajo, respondiendo a una división administrativa del casco urbano, esta ultima no se descarta que también hubiese sido mezquita mayor de la medina musulmana. Las construcciones de las ermitas del Calvario y de la Virgen de los Ángeles son referencias al culto popular en ambos lugares y por último se construye la Iglesia de la Aurora, símbolo emblemático de Grazalema. Al mismo tiempo se ubican en la Ribera de Gaidovar dos ermitas para el culto de los pobladores de la zona y en Benamahoma se hace parroquia de pleno derecho a la antigua ermita existente en el pueblo bajo el nombre de Iglesia parroquial de Benamahoma. Existió de igual forma una ermita en la entrada al Pinsapar cuando este era finca privada, donde acudían al culto los moradores de aquella zona muy alejada de los núcleos de población.