¿QUIERES CONTACTAR CON NOSOTROS?
Información y Contacto:

TRAYECTORIA DE LA ASOCIACIÓN


Entre agosto de 1983 (reunión constitutiva) y octubre de 1984 (aprobación de los estatutos), echaba a andar la Asociación Cultural Moros y Cristianos, con el nombre de “Peña Cultural de Moros y Cristianos San Antonio”, de Benamahoma.

Nacía esta asociación gracias al empeño de los pocos moros y cristianos que en aquel entonces todavía se vestían, y con el objetivo de recuperar, reforzar y afianzar las luchas de moros y cristianos, manteniendo así la cultura y tradición más antigua de nuestro pueblo.

Así, los primeros socios, y el apoyo de las instituciones, tanto Ayuntamiento de Grazalema-Benamahoma, como Diputación Provincial de Cádiz, sin cuya colaboración no habría sido posible, hicieron posible que la Asociación cultural Moros y Cristianos se fue abriendo camino poco a poco.

Podemos decir que la tradición festiva de Benamahoma, posiblemente enraizada en las comedias o juegos de moros y cristianos del siglo XVI, toma forma en la asociación como ente para preservar lo heredado desde la antigüedad. Dicha tradición se ha ido afianzando y evolucionando hasta la actualidad, siendo la asociación más importante del pueblo de Benamahoma.

La evolución se ha visto no solo en la propia fiesta, que mantiene su esencia inicial, sino en el desarrollo de la misma, en las vestimentas, en las luchas, en la decoración, en la actuación de los bandos durante los dos días, en la adaptación al turismo o afluencia de público a las mismas, en los diálogos de los capitanes y en la incorporación de elementos que realzan las luchas y el sentir festivo del lugar ( nuevos escenarios, discursos, incorporación de elementos que sirven de atrezzo a las luchas, desfiles, actos recreativos, estudios históricos… y un largo etcétera de elementos que las configuran tal como las conocemos actualmente).

Se ha dado un fenómeno de cambio importante, la incorporación de las luchas de moros y cristianos infantiles, que aunque existían desde sus inicios, han tomado un protagonismo muy importante. Este hecho es vital para la pervivencia de la tradición que pasa de padres a hijos al igual que de abuelos a nietos, siendo ésta la cantera que en un futuro ocupará los puestos de las luchas de los adultos. Un hecho más ha sido la incorporación de la mujer como protagonista de los bandos, en su vertiente de reinas moras y cristianas o como guerreras que luchan, fenómeno que se ha producido en la cantera infantil y que no tiene precedentes dentro del contexto festivo de Benamahoma.

Otro componente que ha evolucionado han sido los diálogos de los capitanes, que aunque mantienen la tradición oral del pueblo, están siendo modificados según los capitanes que los desarrollan o los acontecimientos sociales, culturales, antropológicos o históricos que acontecen en el lugar. De igual forma los diálogos también han tenido un desarrollo basado en hechos históricos de la zona o de la provincia dentro del contexto histórico autonómico y nacional. Se mantiene la tradición oral local pero se le une la tradición histórica y real del momento en el que se desarrollan las luchas.

Y por último se ha desplegado un sinfín de recursos para dar contenido a la fiesta dentro del contexto histórico en el que ocurrieron los hechos relatados, vestimentas fieles a la época, organización histórica de los diálogos, alumbrados, banderines, estandartes, armas… que dan más vistosidad a las luchas y las hacen más fieles a lo que ocurrió en esta zona por aquellas épocas pasadas.